Una niña de 12 años, víctima de reiterados abusos sexuales por parte de su padre, dio a luz a un bebé de 34 semanas de gestación en el Hospital General Mosconi de la ciudad de Salta. La niña dijo no saber que estaba embarazada y acudió al centro de salud acompañada por su madre por un fuerte dolor abdominal.

Al examinarla, los médicos corroboraron que cursaba un embarazo avanzado y estaba en trabajo de parto. Según pudo saberse después, el padre de la niña fue detenido acusado de reiterados ataques sexuales contra la menor.

“Ingresó por la guardia una menor de 12 años acompañada por la madre y se presentó con dolores de panza y al revisarla el médico constató que estaba en trabajo de parto. La madre y la niña lo negaron, no sabían que estaba embarazada”, informó Carolina Serrano, a cargo del hospital, en diálogo con Cadena 3.

Según las declaraciones de la directora del hospital, el bebé “nació prematuro, de aproximadamente 34 semanas, y fue una niña de 2,700 kilos”. La recién nacida fue derivada al hospital de Tartagal “porque necesitaba servicios de neonatología”.

A raíz del episodio, el propio centro de salud elevó una denuncia y otra la hizo la madre de la víctima, quien señaló a su pareja y padre de la niña como el autor de los ataques sexuales.

El hombre fue imputado por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo con su hija y quedó detenido. Además, se solicitaron muestras de ADN del acusado y de la bebé recién nacida para cotejar la versión de la madre de la víctima.

Página 12