Tropas rusas rodean en Ucrania la central nuclear más grande de Europa.

 CRISIS EN EUROPA DEL ESTE

El organismo de control nuclear advirtió sobre el peligro que representan los combates en Ucrania cerca de instalaciones atómicas, luego de que fuerzas invasoras rusas rodearan la central de Zaporiyia, en el sureste de del país.

La de Zaporiyia es la central nuclear ms grande de Europa con seis de los 15 reactores de Ucrania Fuente Google maps

La de Zaporiyia es la central nuclear más grande de Europa, con seis de los 15 reactores de Ucrania. Fuente: Google maps.

El director general del organismo mundial de control nuclear, el argentino Rafael Grossi, advirtió del peligro que representan los combates en Ucrania cerca de instalaciones atómicas, luego de que tropas rusas rodearan en el país la central más grande de Europa.

En el séptimo día de la invasión de Ucrania y en declaraciones en la sede del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), en Viena, Austria, Grossi dijo también que Ucrania no está desarrollando armas nucleares, como dijo temer Rusia.

En una intervención durante una reunión especial de la Junta de Gobernadores del OIEA, el director general dijo que estaba «gravemente preocupado por la situación» en Ucrania.

Según un resumen de su intervención suministrado por el OIEA, Grossi dijo que es «la primera vez que un conflicto militar está sucediendo en medio de instalaciones de un programa nuclear vasto y establecido», informó la agencia de noticias Europa Press.


El diplomático argentino destacó que cualquier acción que ponga en riesgo la operación segura de instalaciones nucleares o el resguardo de material radiactivo «podría tener consecuencias severas, agravar el sufrimiento humano y causar daño medioambiental».

«También es imperativo garantizar que los valientes que operan, regulan, inspeccionan y evalúan las instalaciones nucleares de Ucrania puedan seguir haciendo su tarea indispensable de manera segura, sin impedimentos y sin presión indebida», añadió.

En una conferencia de prensa posterior a la reunión, Grossi dijo que para el OIEA estaba «muy claro» que Ucrania no está desarrollando armas nucleares en secreto, en violación de la prohibición internacional de hacerlo.

«Para nosotros este asunto es muy claro. No tenemos ninguna información que ponga en duda las credenciales de no proliferación (nuclear) de Ucrania», dijo, consultado al respecto.

«Para nosotros este asunto es muy claro. No tenemos ninguna información que ponga en duda las credenciales de no proliferación (nuclear) de Ucrania»Rafael Grossi

«No tenemos información sobre ninguna desviación de ningún tipo de material no declarado ni de actividades encaminadas hacia el desarrollo de armas nucleares (en Ucrania)», agregó.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo la semana pasada que el Gobierno ucraniano planeaba desarrollar armas atómicas.

El canciller de Rusia, Sergei Lavrov, dijo este martes que uno de los objetivos de la ofensiva militar rusa era desarmar a Ucrania y evitar que adquiera un arma nuclear.

«No podemos permitir la presencia de armas ofensivas en Ucrania que amenazan nuestra seguridad», dijo el jefe de la diplomacia rusa a la agencia de noticias rusa Ria.

La toma de la central nuclear

Este miércoles , el OIEA dijo que Rusia le había comunicado por carta que su Ejército tomó el control de los alrededores de la planta de energía nuclear más grande de Ucrania y de Europa.

El OIEA dijo que, en su carta, Rusia le informó de su avance militar sobre la central de Zaporiyia, en el sureste de Ucrania, a 60 kilómetros de la ciudad industrial del mismo nombre.

La misiva agregó que el personal de la planta continuaba su «trabajo para proporcionar seguridad nuclear y monitorear la radiación en el modo normal de operación», dijo el OIEA en un comunicado.

«Los niveles de radiación siguen siendo normales», dijo Rusia en su carta, según el OIEA.

La de Zaporiyia es la central nuclear más grande de Europa, con seis de los 15 reactores de Ucrania.

Rusia, que invadió Ucrania la semana pasada, ya tomó el control de la planta de energía nuclear de la norteña Chernobil, que se encuentra fuera de servicio y fue escenario del peor desastre nuclear del mundo en 1986.

El viernes pasado, el Gobierno ucraniano alertó que fue detectado un aumento de radiación en la zona de Chernobil.

El OIEA informó que recibió una solicitud de Ucrania para «brindar asistencia inmediata en la coordinación de actividades en relación con la seguridad» de Chernobil y otros sitios.