Desde este 1 de marzo las empresas del transporte urbano de pasajeros aumentarán sus frecuencias luego de un año con restricciones obligadas por la pandemia