• Se trata de un equipo totalmente digital, con mejor definición y fidelidad.
  • Permite realizar estudios más eficientes y con menor radiación.
  • Su incorporación forma parte de la reorganización de los servicios del hospital, para ampliar su capacidad prestacional.

 

“Este equipo tiene la capacidad de estudiar el sistema vascular, cardíaco y periférico, y de completar toda la gama de procedimientos diagnósticos y terapéuticos, como angioplastias o colocación de válvulas, que hasta ahora debían derivarse a otros centros”, explicó Miguel Ballarino, profesional a cargo del servicio de Hemodinamia del Hospital.

La principal ventaja de este angiógrafo es que, por su alta fidelidad, permite hacer estudios en menor tiempo y con menor radiación para el paciente. De esta manera, se incrementa la capacidad operativa del servicio, se agilizan tiempos y se brindan tratamientos más eficientes y con mayor nivel de seguridad.

“Otro gran avance de la incorporación de este equipo es que ya está conectado a la historia clínica del hospital, de manera que la información de los pacientes y los estudios que se realizan está almacenada y disponible para ser consultada en cualquier momento”, añadió Pablo Sánchez, director del Ferreyra.

Cabe señalar que el nuevo angiógrafo ya está en funcionamiento en el servicio de Hemodinamia, que cuenta con cuatro médicos, dos enfermeros y dos técnicos y realiza mensualmente alrededor de 100 procedimientos.

La incorporación de este equipamiento está relacionada con la reorganización de los servicios del Hospital Ferreyra, que incluyó la apertura del Anexo Centro en Santa Rosa 770. De esta manera, la institución continúa ampliando su capacidad prestacional, para brindar una mejor atención.

Actualmente, el Hospital atiende en su sede central 22.000 consultas ambulatorias y 1.600 consultas por guardia por mes. Se contienen alrededor de de 550 internaciones y se realizan 750 cirugías mensuales.