La derecha logró alzarse con al menos cuatro de las siete regiones en las que se eligieron autoridades entre ayer y hoy, según los primeros datos en base a encuestas a boca de urna.

La oposición italiana de derecha logró alzarse con al menos cuatro de las siete regiones en las que se eligieron autoridades entre ayer y hoy, según los primeros datos en base a encuestas a boca de urna.

Según los datos de la consultora OpinioItalia divulgados por la cadena Rai, la oposición lograba conservar las regiones norteñas de Véneto, Liguria y Valle de Aosta, arrebatarle Las Marcas a la centroizquierda y presentar escenarios de empate técnico en Toscana y Apulia, históricos bastiones del progresismo.