El hecho ocurrió en 2017 y este lunes el abusador fue detenido. El fiscal Marcelo Hidalgo brindó detalles sobre el acuerdo que hizo la Iglesia con la familia de la víctima y aclaró que eso «no tiene afectación en la investigación penal».
Iglesia Mormona caso abuso sexual by gentileza

“Lo único positivo del acuerdo es que la Iglesia haya intentado reparar ese daño económicamente a la víctima. Eso es lo único que vale, el resto de las cláusulas que buscan acallar la situación no tienen ningún tipo de valor», indicó el fiscal Hidalgo.

Este lunes detuvieron a Marcelo Moreno Pérez, un joven integrante de a Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días  (Iglesia Mormona) quien está acusado de haber violado a una joven de 14 años en 2017. Al hecho se suma la información que la Iglesia firmó una acuerdo con los familiares de la víctima por 4,5 millones de pesos para que el caso no tome trascendencia pública.

En ese sentido, el fiscal que investiga la causa, Marcelo Hidalgo en declaraciones al DoceTV indicó que el abuso ocurrió cuando el acusado trasladó a la niña de una actividad coral que hacía en la Iglesia: «Abusó de ella, llevándola a su domicilio particular, con acceso carnal”.

Según aclaró el fiscal, a fines del 2020 se realizó un acuerdo entre los familiares de la víctima y el representante legal de la Iglesia por un importante monto de plata para que el caso no se conociera: “A fines del año pasado se celebró un convenio de reparación con los representantes legales de la Iglesia Mormona  por el cual se paga 4,5 millones de pesos”, explicó Hidalgo. Y lo insólito es que en el convenio se especifica que «no se puede reconocer ningún tipo de responsabilidad de la Iglesia».

“Se le impedía vincular a Marcelo Pérez, autor del ataque sexual, con la Iglesia. Lo cual no es cierto porque claramente formó parte de la iglesia y lo hizo en el marco de esto”, indicó el funcionario sobre las clausulas del convenio.

Y agregó: “Otra cláusula es que no se podía responsabilizar a nadie de la Iglesia que no fuera Marcelo Moreno. Y otro de los puntos se aclara que no se puede hacer ningún tipo de manifestación pública y privada sobre la vinculación de la Iglesia con este episodio”.

La noticia sobre el caso fue publicada este lunes por el portal cba24n.com.ar que brindó información sobre el acuerdo firmado entre la Iglesia mormona y la familia de la víctima bajo la premisa «confidencial e inaccesible para la prensa». Sin embargo, la investigación del medio (que desligó a la familia como fuente y aclaró que se trata de información de fuentes Off), reveló que fue confeccionado bajo la coordinación de uno de los máximos representantes de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días al momento de la violación: «el jefe de Estaca Alejandro Federico Paolantonio. Junto al pastor de la parroquia de Villa Allende donde ocurrieron los hechos, Héctor Hugo Herrador, acompañaron a Moreno Pérez a la hora de negociar con la familia».

Según el fiscal, este acuerdo no tiene ningún tipo de afectación en la investigación penal y en el juicio oral que se aproxima. “Lo único positivo del acuerdo es que la Iglesia haya intentado reparar ese daño económicamente a la víctima. Eso es lo único que vale, el resto de las cláusulas que buscan acallar la situación no tienen ningún tipo de valor», cerró Hidalgo.