Es la escalada de violencia más grave en el enclave palestino desde la guerra de mayo del año pasado. Un portavoz militar indicó que «el ejército actualmente no lleva a cabo negociaciones con vistas a un alto el fuego», tras informaciones de que Egipto trata de mediar para calmar la situación.

Israel prevé una semana de ataques en Gaza en la nueva escalada de violencia con la Yihad Islámica

El ejército israelí declaró este sábado que espera que su operación dure «una semana» en la Franja de Gaza, tras nuevos ataques contra la organización Yihad Islámica que volvió a responder con disparos de cohetes, en la escalada de violencia más grave en el enclave palestino desde la guerra de mayo del año pasado.

Un portavoz militar indicó que el ejército «se prepara para una operación de una semana» y que «actualmente no lleva a cabo negociaciones con vistas a un alto el fuego», tras informaciones de que Egipto trata de mediar para calmar la situación.

Mientras tanto, las alertas de cohetes seguían sonando en las localidades israelíes adyacentes al enclave palestino bajo bloqueo israelí y las sirenas se activaron hoy en la zona de Tel Aviv por primera vez desde esta nueva escalada.

Hasta ahora, los disparos desde Gaza no dejaron víctimas ni daños, según el ejército.

En cambio, la única central eléctrica de la Franja de Gaza tuvo que cerrar por falta de combustible, lo que «agravará la situación humanitaria», según la compañía.

El ejército de Israel alega que sus ataques están dirigidos a sitios de fabricación de armas de la Yihad Islámica, un grupo alineado con el movimiento islamista gobernante Hamas, pero que a menudo actúa de forma independiente.

Israel cerró los cruces de mercancías y personas con el enclave palestino el martes pasado por temor a represalias tras detener a un líder de la Yihad Islámica. Los cierres redujeron las entregas de combustible necesarias para alimentar la planta.

El ejército de Israel bombardea el territorio desde el viernes y alega que sus ataques están dirigidos a sitios de fabricación de armas de la Yihad Islámica, un grupo alineado con el movimiento islamista gobernante Hamas, pero que a menudo actúa de forma independiente.

Según las autoridades de Gaza, al menos 15 personas murieron en los bombardeos, entre ellos uno de los líderes de la organización, Tayseer al Jabari ‘Abu Mahmud’, y una niña de cinco años, y más de 120 resultaron heridas.

En represalia, el brazo armado de la Yihad Islámica lanzó más de 100 cohetes hacia Israel y afirmó que se trataba de una «respuesta inicial».

Según Mohamed Abu Salameh, director del principal hospital de Gaza, los médicos se enfrentan a una «grave escasez de suministros médicos».

Operacin de una semana en la Franja de Gaza Foto Xinhua

Operación de una semana en la Franja de Gaza. Foto: Xinhua.

En las últimas horas, las fuerzas israelíes también detuvieron a 19 miembros de la Yihad Islámica en Cisjordania, un territorio ocupado por Israel desde 1967.

La ofensiva israelí se produce tras la detención el lunes en esa zona de un líder del grupo, Basem Saadi.

Es el peor enfrentamiento entre Israel y las organizaciones armadas en Gaza desde la guerra de los once días de mayo de 2021, que dejó 260 muertos en el lado palestino, incluidos combatientes, y 14 fallecidos en Israel, incluido un soldado, según las autoridades locales.

Egipto busca mediar

Egipto, un mediador histórico entre Israel y los grupos armados en Gaza, busca intervenir en el conflicto y entregó este sábado mismo la primera propuesta para un alto el fuego a Israel y la Yihad Islámica, consignó la agencia de noticias Europa Press.

La Yihad Islámica excluyó, sin embargo, un cese de hostilidades y dijo que se «concentraba sobre el terreno». La organización acusa a Israel de haber «desencadenado una guerra».

«El enemigo sionista inició esta agresión y debe prepararse a que combatamos sin tregua», declaró desde Teherán el secretario general de la organización a la televisión libanesa Al-Mayadeen.

El primer ministro israelí, Yair Lapid, acusa al grupo armado de ser «un representante de Irán que busca destruir el Estado de Israel y matar a israelíes inocentes».

Repercusiones

En un comunicado, la Liga Árabe denunció «la feroz agresión israelí» mientras Jordania subrayó «la importancia de poner fin» a esta «agresión».

La Guardia Revolucionaria iraní, una rama de las Fuerzas Armadas encargada de proteger al sistema teocrático de la República Islámica, reafirmó su apoyo a los palestinos y dijeron que Israel «pagará un alto precio por el crimen reciente».

Rusia, por su parte, pidió «moderación»a «todas las partes implicadas».

«Observamos con profunda preocupación la evolución de los acontecimientos, que pueden conducir a una reanudación de la confrontación militar a gran escala y agravar aún más la ya deplorable situación humanitaria en Gaza», señaló la vocera de la diplomacia rusa, Maria Zajarova, en un comunicado.

Asimismo, la Unión Europea (UE), abogó por la máxima contención a las partes para evitar «más víctimas».

«Aunque Israel tiene derecho a proteger a su población civil, hay que hacer todo lo posible para evitar un conflicto más general, que afectaría sobre todo a la población civil de ambos lados y provocaría más víctimas y más sufrimiento», expresó un vocero del jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, en un comunicado.

Israel impone desde 2007 un estricto bloqueo de la Franja de Gaza, un enclave de 362 km2 en el que viven 2,3 millones de habitantes, con altos niveles de desempleo y pobreza.