Continúan los incendios en el norte de Córdoba, a pesar del trabajo incansable de unos 400 bomberos, brigadistas e hidrantes. El foco de Minas está contenido.

incendios

El fuego ya arrasó miles de hectáreas. Foto: Gobierno de la provincia de Córdoba.

Con el viento complicando las tareas de extinción del fuego, siguen activos dos grandes focos en el norte provincial. Se trata de los siniestros registrados en zonas rurales cercanas a Caminiaga y San José de la Dormida, zonas que por estas horas registran vientos intensos y sequedad extrema, dos factores climáticos que atentan contra la tarea de apagado de los focos.

Para la jornada, tal como estaba estipulado, se esperan máximas de hasta 27º y vientos intensos del sector Norte que ya dificultan la tarea bomberil. Aviones hidrantes encabezan la tarea de extinción, y son casi 400 los servidores públicos abocados a evitar más pérdidas materiales y humanas.

Por otro lado, el incendio que afectó el departamento Minas, zona de Guasapampa, fue contenido y una gran parte se encuentra en guardia de cenizas. En el lugar 25 efectivos continúan recorriendo el perímetro para evitar reinicios.

No existe a la fecha información oficial acerca de la superficie de monte y pastizales devorada por las llamas, pero cálculos de organizaciones ambientalistas refieren en unas 30.000 las hectáreas afectadas.

La Nueva Mañana