El frente de Capilla del Monte se encuentran en guardia de ceniza y contenido. Será controlado por más de 70 bomberos para evitar reinicios.