La familia de la mochilera asesinada en Capilla del Monte insiste en que el detenido “es un perejil” y que debe llegarse a “los verdaderos responsables del crimen”.