El hallazgo se produjo esta mañana en Las Heras y Gamboa, de Luján, y, según las primeras informaciones policiales, la niña estaba junto al hombre que se la llevó, Carlos Savans.

La niña de 7 años que era buscada desde hacía tres días, cuando un hombre se la llevó en bicicleta desde el barrio porteño de Villa Lugano hacia la zona oeste del conurbano, fue hallada esta mañana en la ciudad de Luján junto a su captor, que fue detenido, informaron fuentes judiciales, policiales y municipales.

“Por ahora no hay una caratula definida, se está definiendo”, dijo este jueves la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, en diálogo con el canal TN.

Frederic dijo que dichas autoridades se contactarán con la fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 10 de Luján, María Laura Cordiviola, que es quien tiene aprehendido a su disposición al acusado, para definir “cuál es la situación de la niña y también la situación del detenido”.

El momento del hallazgo

Se produjo en el cruce de Las Heras y Gamboa, a unas cinco cuadras de la Universidad de Luján y a diez de la estación del centro de esa localidad, y según las primeras informaciones policiales, la niña estaba a bordo de una bicicleta junto al hombre que se la llevó, Carlos Alberto Sierra o Savanz (39).

Tanto fuentes policiales como municipales explicaron a Télam que el hallazgo se produjo minutos después de las 8 gracias al llamado de una vecina al 911, tras el cual un móvil del Comando de Patrullas de Luján se dirigió al lugar.

Si bien el miércoles los investigadores informaron que se había secuestrado en Luján una bicicleta que la madre había reconocido como la que usaba Savanz, la verdadera bicicleta con la que se lo vio circular con la niña en distintos videos de cámaras de seguridad estaba en poder del imputado al momento de su detención y fue secuestrada.

El dato del hallazgo de la niña y la detención de Savanz fue confirmado por el secretario de Seguridad de la Nación, Eduardo Villalba, quien estaba en la sala de situación montada en la cartera, junto a la fiscal de la causa, Laura Belloqui, y la fiscal federal María Alejandra Mangano, de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex).

Savanz «no ofreció ninguna resistencia»

EDUARDO VILLALBA

“(Savanz) no ofreció ninguna resistencia. Fue una detención normal producto del llamado de un vecino activando todos los protocolos del Alerta Sofía y del Sistema Federal de Búsqueda de Personas, al que concurrió una patrulla del lugar e hizo la constatación y la detención del adulto que estaba con la menor”, dijo Villalba a radio AM750.

El secretario también contó que la niña había sido trasladada al hospital de Luján para una primera revisión donde en principio estaba “en buen estado” aunque se esperan otros estudios médicos, mientras que de Savanz comentó que quedó detenido “en una dependencia de la policía bonaerense”.

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, por su parte se mostró agradecido con la ciudadanía y con todos los efectivos que trabajaron en la búsqueda.

La niña fue trasladada a la sede del Comando de Patrullas de Luján, donde minutos antes de las 10.30 el propio Berni llegó en helicóptero con la madre, Estela, para que pudieran reencontrase.

El abogado de la familia, Rodolfo Baqué, quien estuvo en contacto con la niña tras el hallazgo, también afirmó que se encontraba en buen estado de salud aunque “con frío, hambre y shokeada” y que cuando habló telefónicamente con su madre, le dijo que la extrañaba, que la quería y le preguntó varias veces: «¿Cuándo venís mamá?”.

Frederic, también confirmó en diálogo con Radio Nacional el hallazgo y la detención de Savanz y al respecto afirmó que “fue en un control de la policía de la provincia que encontraron al señor que secuestró a la niña y a ella dormida en la caja de la bicicleta».

Además se refirió las causas que se están certificando que tenía el imputado al afirmar: “Si es la misma persona que tenemos, según los antecedentes penales es una persona que tiene inclusive causas en las que se lo dejó libre por cuestiones personales, inclusive hasta psicológicas».

«Las causas que tenemos son del 98, 2002 y 2003 por hurto y robo con arma de fuego y resistencia a la autoridad. Hay una causa en la que se lo deja libre y se lo declara inimputable en el 98”, detalló Frederic.

La alegría de la abuela y la tía

La tía de la niña aseguró luego de ver a su sobrina que está «contenta y bien», y contó que pidió comer una hamburguesa:«Está contenta, está pidiendo un McDonald’s, está contenta, muy bien», dijo la mujer al hablar con la prensa en Luján.

«Quiero agradecer a (Sergio) Berni (ministro de Seguridad bonaerense), a este señor que está al lado mío, a los abogados, y a la gente todo lo que nos ayudaron. También a los que estuvieron al lado nuestro, a los periodistas que hablaron bien y que hablaron mal», agregó.

Sobre el encuentro con su sobrina, la mujer dijo: «No le preguntamos nada, queríamos abrazarla y no sabemos nada por el momento sobre lo que pasó».

«No le preguntamos nada, queríamos abrazarla y no sabemos nada por el momento sobre lo que pasó»

«Quería estar con ella. Estamos felices y quiero agradecerle a Berni y a todo el mundo»

Además, contó que Estela «está muy feliz, está contenta», y aseguró que «nunca lo había visto al hombre» que se llevó a la nena, que fue identificado como Carlos Alberto Sierra o Savanz, de 39 años, quien fue detenido esta mañana.

Unos minutos antes, cuando se conoció la noticia de la aparición de la niña en inmediaciones de la estación de trenes de la ciudad de Luján, junto a su captor, su abuela Élida confirmaba que su nieta estaba en buen estado de salud.

Cerca de las 9, Élida se hizo presente en el corte de la colectora de la autopista Dellepiane, en Villa Lugano, que los vecinos mantenían desde hace tres días, y le dijo a la prensa «ya apareció, está bien, en el hospital, y el hombre ya está detenido».

«Está bien, no sé cómo la encontraron, pero ella apareció sonriendo. Vamos a esperarla acá, un millón de gracias a todos», dijo la mujer visiblemente emocionada, y ante los gritos y aplausos de vecinos que la rodeaban.

Por otra parte, Élida reflexionó sobre lo sucedido y dijo que el hombre que se la llevó en bicicleta «capaz que la llevó engañada». «Lo que sé es que mi hija no la regaló», aseveró.

«Yo creo que fue un chirlito de Dios para que mi hija se dé cuenta y dejé esa porquería (por su adicción a las drogas). Sabés cuántas veces fuimos a buscar ayuda, pero nadie nos ayudó», añadió.

Sobre ese punto, Élida confesó que el miércoles su hija le dijo que si aparecía iba a «dejar la droga» y volvió a pedir que ayuden a su hija para superar los consumos problemáticos.

«Teníamos miedo de que la mate o la lastime, no encontrarla», afirmó Elida sobre el captor, y luego volvió a agradecer toda la ayuda y el apoyo que recibió de los vecinos del barrio Cildañez y de los medios de comunicación.