Buenos Aires, Chaco, Santa Fe, La Pampa y Corrientes dispusieron nuevas medidas referidas a la circulación de personas, ante el incremento de los casos de coronavirus registrados en los últimos días.

Las provincias de Buenos Aires, Chaco, Santa Fe, La Pampa y Corrientes dispusieron en las últimas horas restricciones a la circulación de personas en la totalidad o en parte de su territorio, ante el incremento de los casos de coronavirus registrados en los últimos días.

En Chaco, entre hoy y el 21 de enero, se decreto la denominada «alarma sanitaria» que se implementará entre las 00 horas y las 6 de cada día, excepto de jueves a domingo, cuando estará habilitado el funcionamiento de bares y restaurantes hasta las 2 de la mañana.

Mediante el Decreto Provincial N° 1/2021, se establece que se podrá permanecer en espacios públicos sólo hasta las 22 y que, a partir de ese horario, las autoridades podrán adoptar «medidas necesarias para disuadir y evitar la concentración y aglomeración de personas».

Entre la serie de medidas dispuestas, se suspenden los eventos y reuniones sociales, culturales, recreativos, musicales, empresariales, en espacios abiertos, cerrados, públicos y/o privados.

Además, se establecerán puestos de control en los puntos limítrofes de la provincia, así como en los ingresos de las localidades, y -durante los sábados y domingos- no se permitirá la circulación entre localidades.

No obstante, desde el Ejecutivo aclararon que «frente a información falsa que circula en las redes, la provincia no cerrará sus fronteras».

En la provincia de La Pampa, también rigen nuevas restricciones desde la pasada medianoche y hasta el 18 de enero.

Según informó el gobierno provincial en su cuenta oficial de Twitter, entre la 1 y las 6.30 de la mañana sólo podrán circular los trabajadores esenciales, a la vez que se extiende la suspensión de los encuentros sociales.

Asimismo, todas las actividades deberán dejar de funcionar a la medianoche, con una tolerancia de media hora para los locales gastronómicos.

En tanto, en la provincia de Buenos Aires, el municipio bonaerense de Rojas dispuso una restricción para circular desde la medianoche hasta las 6 de la mañana así como multas de hasta 50 mil pesos para quienes organicen fiestas clandestinas, ante el aumento de casos de coronavirus en el distrito.

Así lo anunció el intendente Claudio Rossi (Juntos por el Cambio) en un video difundido en las últimas horas a través de las redes sociales, en el que sostiene que «desde el inicio de este problema, la libertad fue la piedra angular para nosotros ya que implica más riesgos y, por lo tanto, más responsabilidad individual y colectiva».

«En ese marco, hemos tomado medidas para reforzar la capacidad de respuesta del sistema de salud y otras que tienen que ver con la restricción en el horario nocturno. A partir de hoy, se podrá circular hasta las 00, excepto viernes y sábado que podrá ser hasta las 2 de la mañana», anunció el intendente.

En la provincia de Corrientes, la ciudad de Mercedes cerró ayer sus accesos por una semana, de 23 a 6, y custodiará el santuario del Gauchito Gil, para evitar aglomeraciones y disminuir la circulación en ocasión de la conmemoración del viernes próximo, en momentos que la localidad atraviesa un rebrote de coronavirus.

Mercedes, a 230 kilómetros de la capital de Corrientes, determinó aplicar un cerrojo en la ciudad de 23 a 6 y hasta el 11 de enero, para evitar el acceso de “personas y vehículos”, según informó el intendente Diego Caram.

La medida se complementa con un operativo de seguridad más riguroso que se activará en diversos puntos de los alrededores a la ciudad y del santuario, entre el 5 y el 8 de enero.

En la actualidad, la ciudad de Mercedes atraviesa un rebrote de coronavirus, con 68 casos activos y la preocupación de las autoridades pasa por el riesgo epidemiológico que representa el tránsito de hasta 300.000 personas que participan de la conmemoración del Gaucho Gil todos los años.

En la provincia de Santa Fe, la ciudad de Tostado –en el noroeste del distrito- fue declarada en cuarentena por el aumento de casos de coronavirus registrado en los últimos días.

Mediante la Resolución 0001/21 del Ministerio de Salud provincial, las autoridades dispusieron que, por un plazo de 14 días, los pobladores de Tostado deberán permanecer en sus domicilios y solo desplazarse por razones alimentarias y de fuerza mayor, siempre usando tapabocas.

La ciudad, situada unos 330 kilómetros al noroeste de la capital provincial, tiene poco más de 15 mil habitantes y en los últimos días experimentó un marcado crecimiento de los casos positivos.

Desde el inicio de la pandemia lleva confirmados 1027 casos, con un crecimiento que llegó a su pico el domingo pasado, con 57 casos, y que se intensificó ayer, cuando las autoridades sanitarias confirmaron otros 9 positivos.