Los acusados, de 20 y 22 años, están imputados de abuso sexual con acceso carnal. La víctima en el momento del hecho tenía 15 años.