El Servicio Meteorológico Nacional informó que el miércoles las temperaturas comenzarán a normalizarse. Desde el Hospital de Clínicas y Enargas advirtieron sobre los peligros mortales del monóxido de carbono.

El SMN continúa con advertencia violeta: heladas en centro y norte del país por bajas temperaturas.

El SMN continúa con advertencia violeta: heladas en centro y norte del país por bajas temperaturas.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que continúa la advertencia violeta por temperaturas bajas en el centro y norte del país, que hasta ahora trajo «precipitaciones en forma de nieve», «heladas y escarchas» y temperaturas mínimas muy bajas toda la zona del centro y norte del país. Ante la situación de intenso frío, el Hospital de Clínicas realizó una serie de advertencias sobre el riesgo mortal de intoxicación con monóxido de carbono que pueden generar calefactores defectuosos en ambientes cerrados.

«Esta es una irrupción de aire frío, muy marcada, una de las más intensas que tuvimos hasta ahora en el año, que vino acompañada el domingo de precipitaciones en forma de nieve en algunos lugares del noroeste de Buenos Aires, sudoeste de Santa Fe, las sierras de Córdoba y de San Luis, y eventualmente en algunos sectores del noroeste argentino durante la mañana del lunes», dijo a Télam el meteorólogo Ignacio López Amorín.

Además, el meteorólogo mencionó la «Advertencia violeta» que existe en el centro y norte del país por las bajas temperaturas y el efecto que puede tener en la salud de las personas, ya que pueden presentar inconvenientes o dificultades en el normal desenvolvimiento de la vida social.

«A partir del miércoles vamos a tener vientos del norte y noroeste, sobre todo del norte y centro del país y eso va a hacer que las temperaturas vayan repuntando»

«El martes a la mañana las temperaturas mínimas llegan a 5 y 6 grados bajo cero en Córdoba, Catamarca, La Rioja, Mendoza, todo lo que es Cuyo y la porción central del país, dejando heladas, escarchas, con el cielo despejado, poco viento y las mínimas muy bajas», graficó.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se vivió un momento inédito. «El domingo hubo una máxima de 8 grados y medio. Esa temperatura máxima fue la más baja desde julio del año 2013: hacía ocho años que no teníamos una tarde con temperaturas máximas tan bajas es Capital Federal», contó López Amorín. El especialista explicó que aun así, no se trató de una ola polar.

«El lunes tuvimos una mínima de 5° y una máxima de 9.7°. Esos valores de máxima, tanto del lunes como del domingo, cumplen el requisito para ser ola de frío, pero las temperaturas mínimas no porque para tener una ola de frío en Capital Federal tiene que haber tres días consecutivos de mínimas por debajo de 3.8° y máximas por debajo de los 12.7°», sostuvo el meteorólogo.

Y al respecto, señaló que este martes «hubo una mínima no tan baja y la máxima va a superar los 11 o los 12 grados».

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se vivió un momento inédito. «El domingo hubo una máxima de 8 grados y medio. Esa temperatura máxima fue la más baja desde julio del año 2013».

Sobre el frío de los últimos días, López Amorín sostuvo que la situación en Capital Federal se revertirá: «A partir del miércoles vamos a tener vientos del norte y noroeste, sobre todo del norte y centro del país y eso va a hacer que las temperaturas vayan repuntando».

«Si bien las mañanas frías van a seguir, durante las tardes se espera que las temperaturas sean más normales para la época», concluyó.

Riesgos de la mala combustión

Por su parte, el Hospital de Clínicas advirtió sobre el riesgo de intoxicación con monóxido de carbono (CO) por la mala combustión en artefactos que funcionan a gas, carbón, kerosene y leña, y pidió “tomar las precauciones necesarias puede salvar vidas”.

El fuego debe ser siempre de color azul. Una llama amarilla o naranja es símbolo de mala combustión.

El fuego debe ser siempre de color azul. Una llama amarilla o naranja es símbolo de mala combustión.

El monóxido de carbono es altamente venenoso”, explicó el médico Eduardo Scarlato, jefe de la División Toxicología del Hospital de Clínicas a través de un comunicado.

“Es un gas imperceptible, no puede olerse, no irrita los ojos ni produce tos”, continuó, y agregó que “se produce por la mala combustión del oxígeno y cuando se lo inhala en grandes cantidades, por acumulación en el ambiente, puede llevar a la pérdida de conocimiento, asfixia e incluso provocar un paro cardiorrespiratorio”.

Los síntomas de intoxicación por CO pueden ser dolor de cabeza, náuseas, vómitos, confusión, visión borrosa, problemas de coordinación en la marcha, palpitaciones y respiración agitada.

“La persona intoxicada puede presentar una fuerte coloración rosada que suele confundirse con buen estado de salud o calor cuando, en realidad, es producto de la acción del gas en la sangre”, indicó Scarlato.

Peligro mortal

Según el comunicado del Hospital, alrededor de 200 personas mueren cada año en nuestro país a consecuencia de la intoxicación por monóxido de carbono, a partir del mal funcionamiento de cocinas, calefones, estufas y demás artefactos de uso doméstico.

Entre las medidas de prevención, el médico remarcó “la consulta periódica a un gasista matriculado, la adecuada ventilación de los ambientes en donde se produce la combustión, la precaución de calefaccionar las viviendas solo durante el día y el apagado de los artefactos como estufas a kerosene y salamandras durante la noche”.

Otras recomendaciones son: no utilizar el horno para secar ropa o calentar el ambiente, no ubicar el calefón en el baño y vigilar la coloración de las llamas encendidas.

“El fuego debe ser siempre de color azul. Una llama amarilla o naranja es símbolo de mala combustión”, concluyó el médico.

Fuente: Telam