“Más allá de que uno puede presentar los reclamos que le parezca, en este contexto sanitario, es evidente que marchar es un riesgo que se debería evitar”, dijo el funcionario.

 

 

 

La Manaña de Cordoba