Con votación unánime, la Justicia de Río Cuarto resolvió que Valeria Olmedo, de 26 años, era «víctima de violencia de género». Ahora regresará a su casa junto a sus tres hijas.