El foco de Bosque Alegre fue controlado y no afectó a la cúpula del Observatorio, pero la baja humedad y las altas temperaturas, mantienen a la provincia en «una jornada sumamente difícil».