Además, otro de los argentinos que es funcionario de la ONU partió rumbo a Kasajistán, según señaló un comunicado del Palacio San Martín. Mientras que “ayer, en un trabajo conjunto y articulado con Itamaraty, sede de la Cancillería del Brasil, el piloto argentino que trabaja para una ONG partió junto a su familia brasileña también rumbo a Uzbekistán.

“En todo momento, desde que se iniciaron los hechos, los ciudadanos argentinos mantuvieron permanente contacto con la representación argentina en Pakistán, a cargo del embajador Leopoldo Sahores”, indicó el texto oficial.

De esta manera, la Cancillería argentina “informa que ya no quedan ciudadanos argentinos en la ciudad de Kabul, Afganistán, ya que todos, en buenas condiciones anímicas y físicas, han podido abordar sus vuelos rumbo a diferentes países de la región y de Europa”.

 

De la misma manera, la cartera que está al frente de Felipe Solá “sigue atenta y muy de cerca la situación en Afganistán y su desarrollo”, cerró la declaración.

Fuente: Página 12