Una joven de 18 años y su novio fueron detenidos en un control policial. La chica intentó filmar la situación y recibió un culatazo que le hirió el labio, le sacó dos dientes y la dejó inconsciente.
La causa está a cargo de la  fiscalía del Distrito I Turno 4 con el fiscal Gustavo Dalma a la cabeza, quien determinará el curso de las acusaciones. Foto ilustrativa

Desde este martes, la Justicia comenzará a revisar las filmaciones de los domos para intentar determinar lo sucedido cuando dos jóvenes, que se trasladaban en moto en el barrio Nueva Córdoba, fueron detenidos en un control policial y luego agredidos, según denunciaron las víctimas, informó Cba24n.

La causa está a cargo de la  fiscalía del Distrito I Turno 4 con el fiscal Gustavo Dalma a la cabeza, quien determinará el curso de las acusaciones. El  hecho ocurrió en la madrugada del viernes, cuando Lara Acuña de 18 años y su novio de 20 fueron abordados por un móvil policial que aparentemente los confunde con ladrones.

En esa circunstancia, la joven comenzó a filmar a los policías luego de que estos maltrataran verbalmente a su novio. Allí, la joven recibió un culatazo en la boca por parte de un policía, que le partió el labio, le sacó dos dientes y la dejó inconsciente, según explicó a los medios su abogado Jorge Sánchez del Bianco.

“Nos pararon y le dijeron a mi novio ´sacate el casco negro de mierda´ y a mí me dijeron ´correte pendeja´, ahí es cuando yo les pedía que no lo maltraten a mi novio e intenté filmarlos. Quería filmar el nombre de uno de los policías y no lo tenía pegado en el uniforme y en ese momento es cuando me corre la mano y me pegó un culatazo con el arma con el que me arrancó los dientes”, relató Lara.

El abogado de los denunciantes confirmó que pidieron constituirse como querellantes particulares y ahora esperan la autorización del tribunal para poder tener acceso a la causa. Si bien todavía no hay imputados, se aguardan los resultados de las medidas de prueba para determinar eventuales responsabilidades.

Jorge Sánchez del Bianco señaló que es urgente «ingresar al proceso y controlar el mismo», al tiempo que aseguró que necesitan «corroborar la prueba que se incorporó por parte del personal policial, como también tener acceso a las cámaras privadas que entendemos que son las que van a permitir esclarecer los hechos».

La Nueva Mañana